la hoja de papel más larga del mundo: 21 metros

El 21 de junio de 2013 el papel fue el protagonista del día en Lozoya. «El Taller Meirat» de papel artesanal de Lozoya, la Asociación Luis Feito de Oteruelo con la colaboración del ayuntamiento de Lozoya trabajaron para conseguir la hoja de papel artesanal más larga del mundo. En octubre de 2013 se había establecido el anterior récord —ahora superado— en 20,3 centímetros en Oteruelo. Como en Oteruelo colaboraron vecinos de todos los pueblos del valle, y de gente venida de Madrid.

En esta ocasión, además de la consecución del reto, hubo varias actividades paralelas. La principal, fue la que se vivió en el polideportivo donde artesanos y creadores crearon un espacio de trabajo donde se pintaba con diversas técnicas (acuarelas, estampación, dibujo…), se aprendía y se jugaba con el papel.

La cita fue en la fuente de los 4 Caños en el centro de Lozoya. Desde allí la estructura, donde se vertería la pasta de papel de lino, era llevada por un grupo de voluntarios, tras recorrer las calles del pueblo, hasta el polideportivo. En su camino. eran precedida por un pasacalles de la Ruta de la Seda, con un dragón vestido para la ocasión y seguido de un grupo de niños disfrazados.
 La marcha, dirigida por Augusto Avilés, de Papel Meirat, alcanzó su objetivo sin problemas. Una vez llegados al polideportivo, colocaron la estructura junto al contenedor con el agua. De forma coordinada, niños y mayores colocaron la estructura en el agua y a la vez, echaron la pasta de lino en el agua, distribuyéndolo entre todos por la estructura de más de 20 metros. Tras dejarlo reposar, lo sacaron con gran cuidado entre todos los voluntarios, con el suficiente cuidado para que no se rompiera. Al peso de la estructura había que sumar el agua que había que dejar escurrir.
Transcurridos unos minutos, los alcaldes de Lozoya, José Manuel Jiménez, de Rascafría, Ana García Masedo y Carmen Hidalgo Briquis del Instituto del Patrimonio Cultural de España certificaron los 21 metros y algunos centímetros que señalaba que el récord había sido conseguido.

Existe un proyecto muy avanzado para la instalación de un museo del Papel en Lozoya, promovido por la Fundación Meirat, con el apoyo del ayuntamiento. No hay que olvidar que la aguas del río Lozoya movieron el molino de papel de El Paular, que entre otros sirvió para imprimir la primera edición del Quijote.
 En el polideportivo se expuso una muestra de la Historia del Papel, cedida por el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte. Y por la tarde además de los talleres en el polideportivo hubo una regata del sexmo y fiesta por la noche.

Según informa la Oficina Central de los Récord Guiness en Londres, el anterior récord está establecido en 13,9 metros de una hoja de papel washi hecha el 19 de Agosto de 2009 en la Ciudad de Takaoka, Prefectura de Toyama, Japón, en un evento promovido por su Alcalde, Ilustrísimo Masaki Takahashi y Kazuki Maeda de la Universidad de Toyama. Las tierras de Rascafría acogieron uno de los molinos papeles más importantes de Madrid, el molino El Paular que dieron soporte durante cientos de años a la Villa y Corte de Madrid y, entre otras, a la primera edición de El Quijote.

El Taller Meirat de Papel artesanal recoge la tradición de la fabricación de papel artesanal con hojas de lino. Lleva años fabricando y promocionando este tipo de papel, nada industrial, estableciendo muchos lazos a lo largo de estos años con Japón y China.

Texto de «Senda Norte», 23 de Julio de 2014